Sistema de Pensiones


En el marco de la Seguridad Social, el Sistema de Pensiones es un mecanismo de protección social para proveer ingresos a las personas que pierden su capacidad de autogeneración debido a la edad avanzada (derechos y beneficios de vejez), discapacidad (derechos y beneficios de invalidez) o fallecimiento de una de las fuentes principales de ingresos de una familia (derechos y beneficios de sobrevivencia).

La experiencia chilena: Desde el Sistema de Reparto al Sistema de Capitalización Individual.

Chile fue el primer país de América Latina que estableció en 1924 una política pública de Previsión Social, bajo la modalidad de reparto.

Sistema de Reparto: Fue administrado a través de las cajas previsionales, cada una estableció las condiciones de afiliación y cobertura, los recursos iban a un fondo común con el cual se financiaban las diferentes prestaciones. Este sistema se implementó hasta el año 1980.

¿Cómo funcionó?: Su financiamiento consideró los aportes del empleador, recursos estatales y un porcentaje del sueldo de los trabajadores.

El actual Sistema de Pensiones: El año 1980 se instauró un modelo llamado “Sistema de AFP” o “Sistema de capitalización individual(Ley 3.500), manteniendo algunos afiliados en el antiguo sistema. Estableciendo un mecanismo de financiamiento de carácter individual, a partir de los ahorros de cada trabajador/a realiza durante su vida laboral, con el objeto de costear su pensión.

Reforma al Sistema de Pensiones (Ley 20.255): Desde el año 2008, 450.000 hombres y 750.000 mujeres son beneficiarias del Sistema de Pensiones Solidarias incorporando, entre otras medidas, un Pilar Solidario con financiamiento Estatal, como complemento al sistema de capitalización individual. Tendientes a devolver al Estado su rol de garante de la Seguridad Social.

Las condiciones y tipo de empleo, repercuten en la protección social.

El sistema previsional ha sido impactado por una serie de transformaciones sociales en las últimas décadas; cambios en el mercado de trabajo como la flexibilidad laboral, mayores expectativas de vida de la población, incorporación masiva de la mujer al mundo laboral, etc., que requerirían adaptar el sistema de protección social a las nuevas necesidades surgidas.

Adecuaciones: El diagnóstico que se ha efectuado desde el año 2006 muestra que existe una parte de la población que no tendría ahorros suficientes para financiar su pensión, por lo que se han propuesto distintas medidas; El Pilar Solidario dentro de la aplicación de aportaciones no contributivas, con menor brecha entre las prestaciones recibidas y la liberación del pago de cotizaciones que posibilitan mayor cobertura. La introducción de mecanismos de ahorro voluntario, incentivación de la cotización temprana, para los supuestos de menor cuantía de pensiones son manifestaciones de los cambios introducidos desde 2008 hasta la fecha, en el ámbito de la Seguridad Social.