logo subsecretaría de previsión social

Subsecretaria: “Nos interesa que la educación previsional alcance al máximo de la población”

13 de noviembre de 2017

 “Estamos contentos de que la Central Autónoma de Trabajadores (CAT) sea un ejecutor del Fondo para la Educación Previsional (FEP), porque el énfasis del Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet ha estado, precisamente, en que sean las organizaciones las que se empoderen”, dijo la Subsecretaria de Previsión Social, Jeannette Jara, en la ceremonia de cierre del proyecto Conociendo mis Derechos: Educación Previsional para Proyectar mi Futuro, beneficiado con recursos de la décima versión del FEP y ejecutado por la CAT.

La autoridad agregó que “también nos interesa que la educación previsional alcance al máximo de la población. Hoy estamos en el país en un importante debate respecto a la mejora de las pensiones. Este es un debate de largo aliento y el aporte que hacen los expertos y economistas tiene que ir acompañado de una opinión ciudadana”. Para ello se debe conocer el sistema y el FEP contribuye a eso, indicó.

Por otro lado, la Subsecretaria explicó los contenidos de los tres proyectos de ley enviados por el Ejecutivo al Congreso para reformar el sistema previsional. En esa línea, manifestó que, luego que esas iniciativas se aprueben en el Parlamento, el sistema contemplará un financiamiento tripartito (trabajadores, Estado y empleadores); que será mixto, pues convivirán la capitalización individual con un ahorro colectivo, existiendo las AFP y una nueva entidad pública.

“Lo tercero es que le cambia la cara al sistema de pensiones, que hoy es de carácter muy individual, con nuevos componentes solidarios. Si ustedes reflexionan, lo que hoy ocurre es que un trabajador o trabajadora cotizan para sí mismos y la pensión dependerá de lo que ellos ahorren. Entonces, con estos proyectos de ley se cambia esa lógica y se incorpora la solidaridad”, declaró.

Los proyectos

Uno de los tres proyectos de ley crea el Consejo de Ahorro Colectivo, una nueva entidad pública que tendrá el mandato de administrar, de manera eficaz, eficiente y con excelencia técnica, los recursos generados por una cotización de 5% de la renta imponible. Dicha cotización, que será de cargo del empleador, se implementará al efecto y será adicional a la cotización de 10% con la que cada trabajador contribuye hoy mensualmente.

La segunda iniciativa creará la señalada cotización previsional de 5% con cargo al empleador, la que alimentará al Nuevo Ahorro Colectivo, un sistema que se integrará al Pilar Contributivo Obligatorio y que funcionará en paralelo y complementariamente al sistema de capitalización individual.

El Nuevo Ahorro Colectivo será gestionado por el citado Consejo de Ahorro Colectivo, destinando tres puntos porcentuales a ahorro personal y dos puntos porcentuales a tres mecanismos solidarios. Uno de ellos es la solidaridad de género, que a través de un bono compensatorio permitirá cerrar las brechas previsionales que hoy existen entre mujeres y hombres. El segundo es la solidaridad intrageneracional, que consistirá en una transferencia entre las personas de una misma generación, desde los que más ganan a los que menos ganan. El tercer mecanismo es la solidaridad intergeneracional, que opera como transferencia desde la población laboral activa a los ya jubilados.

El último proyecto de ley modifica y perfecciona el marco regulatorio de funcionamiento de las AFP, con el fin de introducir más competencia, potenciar la participación de los afiliados en el sistema, fortalecer la transparencia y alinear incentivos.