Gobierno de Chile

Un afiliado bien informado es el mejor custodio de sus fondos a la hora de pensionarse por vejez

foto temática
  • La jubilación es como un terno a la medida: el mismo beneficio no les acomoda a todos. Sepa cuál es la modalidad que más le conviene de acuerdo con el monto que tiene ahorrado.  
Pasaron agosto, zapatearon este 18 largo y ahora se preparan para recibir la primavera, la estación del año que -según los expertos- no solo trae alergias y incita al amor: también llama a la reflexión. Y son los adultos mayores los que más resisten pasar del jolgorio al abnegado rigor laboral…más aún cuando ese camino se ha recorrido por largas décadas.

“Me voy a jubilar, para qué quiero seguir ahorrando  para la vejez si entonces ni siquiera voy a saber cómo me llamo. Mejor disfruto ahora, que aún puedo. Voy a viajar con la vieja”. ¿Ha oído alguna vez esas palabras? Se trata de una reflexión clásica como nuestro criollo Condorito y su !exijo una explicación!.

Si ya juega en las ligas para mayores de 60 ó 65 años (según sea la edad de si es hombre o mujer), ya puede pensar en pensionarse por vejez. Para ello, lo mejor es hacer una visita a la AFP o al IPS, dependiendo de dónde tiene ahorrado su fondo previsional. Y si se maneja con internet, navegue por los sitios webb y haga el trámite en forma virtual.

Si es afiliado a una AFP, debe firmar la solicitud de pensión y declaración de beneficiarios. Luego la Administradora le emitirá el certificado de saldo, que le informa sobre el dinero acumulado en la cuenta de capitalización individual y cuyo plazo de entrega se extiende hasta los 10 días hábiles siguientes a la recepción de la solicitud.

Para leer la nota completa que publicó El Mercurio (Pág. C23) el domingo 23 de septiembre, haga CLIC AQUÍ